Publicado el 13. Ago, 2009 por en Psicoterapia como proceso

DEPRESIÓN Y ALIMENTACIÓN

LA DEPRESIÓN

La depresión es un trastorno emocional que implica cambios importantes en nuestra forma de sentir, de pensar y de actuar.

  • Nuestras emociones cambian (llorar, tristeza, irritabilidad, ansiedad…)
  • Nivel corporal cansancio continuo y excesivo, pérdida de apetito. problemas de sueño, tensión muscular, opresión en el pecho, disminución del deseo sexual…
  • Forma de pensar tendemos a ver el lado oscuro de las cosas, el futuro se percibe como un callejón sin salida.
  • Nuestra forma de actuar tendemos a ir reduciendo nuestra actividad, nos volvemos más pasivos la inercia nos domina, dejamos de salir, de ver a gente o incluso de ir a trabajar.

ESTADÍSTICAS

  • 10% de la población
  • Por cada 3 mujeres un hombre
  • Riesgo 35-45 a partir de los 60

CAUSAS

Para que una persona se deprima tiene que percibir algún tipo de PÉRDIDA (reforzadores) que subjetivamente sea relevante. En algunas ocasiones, la pérdida es muy clara, en otras se trata de pérdidas mucho más sutiles, incluso podrían estar enmascaradas de cambios aparentemente positivos.

VULNERABILIDAD (Variables que predisponen a la depresión)

VULNERABILIDAD PSICOLÓGICA

1. Estilo de vida aquellas personas que en su vida realizan actividades agradables en cuanto cantidad y diversidad (disfrutan de su trabajo, familia, amigos, hobbis..) tienen menos vulnerabilidad.

2. Estilo cognitivo (forma de pensar)

a)      Creencia de que uno mismo no es lo suficientemente valioso, baja autoestima más probabilidad de depresión

b)      Filosofía de la culpa, esta suele ir unida al perfeccionismo, exigencias de metas muy altas y cuando no se consiguen aparece la culpa.

3.       Creencia de que el mundo debería ser un lugar maravilloso en el que vivir (cuando se encuentran con alguna desgracia se sentirán engañados)

4.       Déficits de habilidades sociales el problema no está directamente en la inhabilidad social del sujeto sino en la ausencia de un soporte social (apoyo).

5.       Déficit en resolución de problemas (dificultad para evaluar lo que está sucediendo, buscar alternativas, y tomar desiciones).

VULNERABILIDAD BIOLÓGICA

Facilidad para reducir la segregación de neurotransmisores una vez iniciado el proceso de depresión. Las personas más vulnerables reducirán más rápidamente, o en mayor cantidad, la producción de neurotransmisores como la serotonina, lo que acelerará la instalación de la depresión.

PROCESO

  1. La persona sufre una PÉRDIDA que percibe como crítica en su vida (percepción)
  2. La pérdida produce  DOLOR EMOCIONAL se plasma en  dos cambios importantes:

a)      Pensamientos negativos

b)      Sensaciones emocionales y físicas desagradables

  1. Como consecuencia de pensar y sentir así aparece la INERCIA

Se abandonan primero ACTIVIDADES VOLUNTARIAS

Se abandonan después ACTIVIDADES OBLIGATORIAS

MANIFESTACIONES CLÍNICAS DE LA DEPRESIÓN

1. Trastornos del estado de ánimo

_ Tristeza

_ Llanto

_ Anhedonia

2. Trastornos del pensamiento

_ Baja autoestima

_ Autorreproches

_ Sentimientos de inutilidad

_ Ideas de culpa

_ Desamparo, desaliento y pesimismo

_ Rumiaciones displacenteras

_ Ideas recurrentes de muerte y suicidio

_ Fatalismo

_ Estilo cognitivo depresivógeno

_ Descenso en la eficiencia cognitiva (memoria, atención y concentración)

3. Trastornos psicomotores

_ Retardo psicomotor

_ Pérdida de fluidez verbal

_ Baja capacidad de concentración y tendencia al olvido

_ Incapacidad para la toma de decisiones

_ Cronopatía, sensación de que el tiempo transcurre con gran lentitud

_ Agitación e inquietud psicomotora

_ Pérdida de interés por el cuidado personal

4. Trastornos vegetativos

_ Pérdida de peso

_ Pérdida de apetito

_ Trastornos del sueño (insomnio o hipersomnia)

_ Alteraciones del ritmo circadiano y de la estacionalidad

_ Precipitación estacional

_ Dificultades de erección

_ Disminución de la libido

_ Amenorrea

_ Otros trastornos somáticos: sequedad de boca, estreñimiento, diarrea, meteorismo, sudoración,

neuralgias, taquicardia, opresión precordial y dolores difusos

ALIMENTACIÓN

Hace dos mil cuatrocientos años decía HIPÓCRATES:

“Deja que tus alimentos sean tu remedio, y que tu remedio sea tu alimento”

Resulta sorprendente  que hayan tenido que pasar tantos años para que la ciencia moderna demuestre la importancia que tiene la alimentación en nuestra salud mental.

ALGUNOS COMPONENTES ANTIDEPRESIVOS COMPROBADOS CIENTÍFICAMENTE

1) Triptófano

El triptófano: es un aminoácido esencial, es decir, un componente de las proteínas que ha de ser aportado necesariamente a través de la alimentación y que el cerebro utiliza para producir un neurotransmisor llamado serotonina. Además de inducir al sueño de forma natural, reduce la ansiedad y la tensión y actúa como un antidepresivo.

Hay que tomar unos 6 g al día.

–          Leche

–          Salmón

–          Huevos

–          Frutos secos

–          Legumbres (soja)

–          Pescado

–          Fruta (plátanos, piña)

–          Pavo

2) La fenilalanina

La fenilalanina:  aminoácido esencial que actúa como neurotransmisor.

Es transformado por el cuerpo en norepinefrina y dopamina, dos transmisores que favorecen la actividad y la vitalidad. Por ello se le atribuye una acción antidepresiva, además de mejorar la memoria y la actividad mental.
Hay que tomar unos 400 mg al día.

– La soja y todos sus derivados,

– El requesón,

– La leche en polvo,

– Las almendras, los cacahuetes y las semillas de sésamo y de calabaza.

3) Hierro

Su carencia está relacionada con el decaimiento

–           Mariscos

–          Carne

–          Almendra

–          Nueces

–          Verduras de hoja verde

–          Para asimilarlo combinarlo con vitamina C (naranja y kiwi)

4 Omega -3

Los ácidos grasos omega 3 pueden mejorar toda una gama de síntomas de depresión: la tristeza, la falta de energía, la ansiedad, el insomnio y la falta de deseo sexual.

–          Atún

–          Salmón

–          Caballa

–          Sardinas

–          Espinacas

–          Algas

–          Truchas

–          Mejillón

–          Ostras

5) Vitaminas del grupo B

Estas vitaminas ayudan a convertir los nutrientes que ingerimos en energía. Aumentan la energía, la tranquilidad, mejora la concentración y la memoria.

–           Legumbres

–          Cereales integrales

–          Germen de trigo

–          Huevos

–          Levadura de cerveza

LA DIETA MEDITERRANEA, UNA DIETA DE SALUD FISICA Y MENTAL

,